Rekondo, punto de encuentro

“En torno a una mesa, un fogón o unas brasas transcurre el tiempo en Rekondo. Su evocadora gastronomía y magnífica bodega reúnen cada año a gentes de todo el mundo para disfrutar de un enclave único en las faldas del monte Igeldo con vistas a la bahía de Donostia.”